Birimbao

Mientras soportaba la lluvia, cantaba con su birimbao canciones que llegaron al Brasil en la diáspora angolana. En esa esquina de la Embajada de México, en la que el viajero hacía sueltos para continuar, estuvieron parados  hace dos meses decenas de cubanos que pedían una visa para cruzar al otro lado del río Bravo, hasta que fueron deportados masivamente. Los regresaron a la isla, para que estén quietos, pero hasta la isla se mueve.

20160914_190342.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s