La Materia Subterránea del Cuerpo o la Ininteligibilidad Radical

Una serie de apuntes del libro Bodies That Matter de Judith Buttler

(Nota 1)

“To problematize the matter of bodies may entail initial loss of epistemological certainty”

JB

Hago estas anotaciones del libro Bodies That Matter atraído por la materialidad del cuerpo en distintos sentidos. Por un lado -a partir de que me diagnosticaron epilepsia- he intentado sentir las formas en que mi cuerpo me da pistas sobre hábitos que me fortalecen  y progresivamente definen mi ser. También porque dialogar sobre experiencias materiales provoca un acercamiento entre las personas a un nivel muy íntimo, nada superficial. Pero justo ante este entusiasmo por lo material, Judith Butler inicia su libro sobre los cuerpos expresando reservas.

Judith Butler

La autora inicia el texto repasando una crítica que al parecer le afecta. De acuerdo con ciertas posturas feministas el posestructuralismo ha hecho demasiado énfasis en el discurso patriarcal y se ha olvidado de entender lo que pasa o experimenta concretamente el cuerpo, las violencias que registra. Butler acepta la pertinencia de entender el cuerpo, pero advierte que no se puede tratarlo como si estuviera  exento de una construcción histórica y cultural.

Para defender su argumento retoma la forma en que se concibieron en la filosofía griega el alma y el cuerpo. De acuerdo a los planteamientos aristotélicos -analizados luego por Foucault- el cuerpo  debe ser sometido a las directrices del alma, que lo encarcela. En ese sentido su materialidad resulta ser un ‘efecto del poder’. En ese misma línea, la filosofía de Platón entiende el alma como una forma que se asocia con lo masculino, mientras que el cuerpo es materia y se asocia con la femenino que debe someterse a tal forma. Por lo que las aproximaciones materialistas deben considerar que históricamente se concibió al cuerpo  femenino que jerárquicamente subordinado y sometido a regulaciones de poder.

Es en este punto donde el argumento se torna más inquietamente.  De acuerdo Butler -que sigue la reflexión de Luce Irigary- la feminidad no se encuentra en ni en alma o el cuerpo. La tesis es que esa división binaria corresponde a una economía patriarcal que necesita un cuerpo femenino subordinado a lo masculino y produce su exclusión.

En una aparente digresión, Butler destaca la forma en que Irigary critica a Platón usando sus propias palabras. La deconstrucción que hace una mujer de los argumentos del filósofo es una insubordinación que pone en cuestión el supuesto poder de Platón de subordinarla. Se trata un práctica textual que desplaza al desplazamiento que se hizo siglos atrás de lo femenino.

Pero volviendo el asunto principal, Butler se pregunta si lo femenino no está ni en la forma ni la materia (ni en el alma, ni en el cuerpo establecidas por la economía patriarcal)  dónde está situado. Para Irigaray hay una materia que excede a la materia. Habría -en términos explicativos- dos materias. Una que está definida por el discurso falocéntrico y otra subterránea. La última es anterior a los conceptos y se escapa de los sistemas filosóficos. Es decir que hay una regularidad que somete al cuerpo, lo hace funcional e inteligible, pero también parte del cuerpo que excede ese discurso y es ininteligible.  Aquella materia que queda por fuera del discurso es un horizonte estratégico. Por un lado lo que queda afuera es resultado de una violencia que debe ser superada, pero al mismo tiempo se debe mantener un afuera que siempre escape de cualquier representación de un régimen de verdad.

Finalmente, para cerrar el capítulo y ordenadamente abrir el siguiente, Judith Butler se pregunta si el poder que entrena, da forma y hace intangible el cuerpo determina nuestra experiencia síquica del cuerpo y nos separa de lo que se podría llamar el cuerpo mismo (the body itself). O si la distinción entre experiencia la mente y el cuerpo resulta en si misma obsoleta.

 

Judith Butler, Bodies That Matter, On the discursive limits of “sex” (New York: Routledge Classics, 2011),  3-27. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s